Sistemas domóticos: tipos y estándares

Tipos de sistemas domóticos y estándares

 

La domótica nos permite convertir nuestros hogares en inmuebles inteligentes. Es como si los diferentes aparatos y dispositivos que hasta ahora manejábamos de forma manual, ahora fuesen capaces de “pensar por sí mismos”  y actuar de manera automática, para dar respuesta a necesidades específicas. Encender la calefacción cuando la temperatura alcanza unos mínimos, gestionar el encendido de luces desde el teléfono móvil, subir o bajar persianas de manera automática o identificar el momento oportuno para el riego de las plantas, son solo algunas de las múltiples tareas que se pueden gestionar a través de la domótica.

 

En la actualidad existen distintos estándares y sistemas domóticos. Entender bien en qué se diferencian las diversas opciones disponibles será fundamental para  decidir qué sistema es el más adecuado para nuestra vivienda inteligente. En este artículo, vamos a explicarte qué son los sistemas domóticos y cómo se clasifican.

 

Si necesitas componentes o soporte para tu instalación domótica, puedes ponerte en contacto con nuestro departamento de informática.

¿Qué son los sistemas domóticos?

 

Los sistemas domóticos son aquellas instalaciones que permiten optimizar y automatizar muchas tareas en el hogar, como la calefacción, la iluminación, la seguridad o los electrodomésticos, entre otros. La red de gestión del sistema domótico se integra con la red de energía eléctrica y se comunica con el resto de redes con las que tenga relación: telefonía, televisión, internet y tecnologías de la información, cumpliendo con las normas y estándares de instalación aplicables a cada una de ellas.

 

Las ventajas de implementar la domótica en el hogar (o en un negocio) son muy numerosas: teleasistencia, eficiencia, ahorro energético, seguridad, experiencia de usuario y confort, recogida de información, revalorización del inmueble….

 

Los sistemas domóticos establecen la comunicación entre los distintos dispositivos conectados y emiten las instrucciones para ejecutar una determinada función. Cuando estamos decidiendo qué sistema domótico resulta más conveniente para nuestro hogar o para nuestro negocio, debemos tener en cuenta algunos factores como el número de dispositivos que acepta, la interoperabilidad, el consumo energético, el consumo de ancho de banda o el precio.

Tipos de sistemas domóticos

 

En la actualidad, existen diversos tipos de sistemas domóticos: cableados o inalámbricos. A continuación, te explicamos sus características.

 

· Cableado con cable PLC: Estos sistemas domóticos trabajan con el estándar X10 y emplean un cable normal de alimentación eléctrica para enviar sus señales. Su instalación es relativamente sencilla, pero no son sistemas estables para grandes sistemas de control domótico. Son sistemas de cable compartido. Compartir cable con los dispositivos electrónicos de la casa no resulta la mejor opción, puesto que los fallos se producen con bastante frecuencia.

 

· Cableado con cable BUS: Estos sistemas domóticos utilizan el estándar europeo KNX y se postulan como una alternativa estable, segura y altamente eficiente. Utilizan cables BUS de datos dedicados, por lo que el sistema no debe compartir funciones. Se reducen las interferencias y la calidad de la red es óptima. La instalación de estos sistemas es más compleja y puede requirir obras en la vivienda.

 

· Inalámbrico EnOcean: Los sistemas inalámbricos son altamente eficientes y su instalación es muy sencilla, puesto que no requieren obra. Dentro de estos protocolos sin cables, encontramos el sistema EnOcean. Destaca por ser una tecnología inalámbrica de bajo consumo, aunque aún no está normalizada. Este tipo de sistema no permite enrutadores, pero sí repetidores (los datos enviados pueden ser repetidos hasta en dos ocasiones). Su rango de cobertura alcanza aproximadamente los 300 metros y su velocidad de transmisión es de 25 kbit/s en una frecuencia de 868 MHz.

 

· Inalámbrico Z-Wave: Otro de los sistemas domóticos inalámbricos más destacados es el protocolo interoperable Z-Wave. Este protocolo todavía no está normalizado y una de sus grandes desventajas es el alto consumo. Estos sistemas trabajan con dos dispositivos. Por un lado, utiliza controladores para enviar las órdenes de control a los diferentes nodos de la red. Por otro lado, recurre a los actuadores para ejecutar los comandos enviados por los controladores. Su rango de cobertura alcanza aproximadamente los 30 metros y su velocidad de transmisión es de 40 kbit/s en una frecuencia de 868 MHz.

 

· Inalámbrico ZigBee: Dentro de los diferentes tipos de sistemas domóticos, también se encuentra el protocolo interoperable e inalámbrico ZigBee. Esta tecnología se presenta como una alternativa robusta y estable. Su tipología de red puede ser de árbol, de estrella o de malla. Basa sus niveles de enlace y radio en el estándar normalizado IEE 802.15.4.   Su rango de cobertura va aproximadamente de 10 a 75 metros y su velocidad de transmisión es de 250 kbps en una frecuencia de 868 MHz.

 

Tipos de estándares

 

· Estándares domóticos abiertos: Son protocolos adoptados por varios compañías e impulsados por las instituciones de cara a estandarizar las comunicaciones. No existen patentes, por lo que cualquier fabricante podría producir soluciones compatibles con dichos estándares. Los estándares abiertos para aplicaciones domóticas más extendidos en la actualidad son: KNX, Lonworks y X10.

 

· Estándares domóticos cerrados: Se trata de protocolos específicos de un fabricante en particular.

Edimar, tu partner electrónico e informático

Si necesitas adquirir componentes para la instalación de un sistema domótico o necesitas asistencia para la configuración, no dudes en contactarnos. Electrónica Edimar es un distribuidor de componentes informáticos y electrónicos ubicado en Gijón (Asturias), pero trabajamos en toda Europa. Nuestra sede física está en Calle Max Planck, 766 (33211) y nuestro número de teléfono es:

(+34) 985-35-34-51

 

Si tienes cualquier consulta, ponte en contacto con nosotros telefónicamente o a través del siguiente formulario de contacto.

Leave a Reply