IIoT: el internet industrial de las cosas

Internet industrial de las cosas

 

El IIoT es una de las tecnologías protagonistas en la denominada industria 4.0.

En ocasiones, el término IIoT se utiliza como sinónimo de industria 4.0, pero existe una diferencia entre ambos. Mientras que la industria 4.0 se define más bien como una filosofía corporativa ligada a la digitalización, a la automatización y a las iniciativas lean, el IIoT se centra concretamente en la implementación de una tecnología instrumental conectada. A continuación profundizaremos en el significado de este término.

¿Qué es IIoT?

IIoT es el acrónimo en inglés de Industrial Internet of Things (Internet industrial de las cosas). Así el IIoT se refiere al uso del internet de las cosas, en el campo industrial, con la finalidad de optimizar la eficiencia y los resultados de los procesos de fabricación industrial.

 

El IIoT consiste en una red de máquinas y dispositivos industriales inteligentes y conectados, capaces de recopilar información basada en datos y de compartirla. toda la información generada y acumulada se almacena en un servidor central alojado en la nube, de manera que los usuarios pueden consultarla en cualquier momento y extraer interpretaciones.

 

A través de sensores las máquinas reciben información. Estos datos se acumulan y a través de un algoritmo informático pueden interpretarse, dando lugar a una base de conocimiento digital. A medida que esta base de datos va creciendo, la máquina dispone cada vez de más información y aprende a optimizar sus procesos. Es lo que denominamos machine learning.

 

Podemos concluir que un sistema de IIoT se compone, principalmente, de una serie de dispositivos inteligentes que recogen información a través de sensores, la almacenan y la comunican. Además, necesitaremos una puerta de enlace (gateway) que posibilite la comunicación entre todos los dispositivos y de una plataforma IIoT local. Por último, se incorporará la infraestructura cloud para el procesamiento de los datos.

Beneficios del internet industrial de las cosas

Son muchos los beneficios industriales que derivan de el internet industrial de las cosas. A continuación nos detendremos a revisar algunos de ellos.

 

1 – Mejora la eficiencia energética: Gracias a dispositivos inteligentes de medición (smart metering), podemos realizar un seguimiento del consumo energético en tiempo real. Esto nos permitirá determinar dónde se produce derroche energético y cómo se pueden implementar medidas correctoras.

 

2 – Producción just in time: A través de las variables que monitorizamos con dispositivos IIoT (rendimiento, tiempo de actividad, tasa de fallos, etc.) podemos extraer información relacionada con los plazos de entrega, con la capacidad logística o con el stock, por ejemplo.

 

3 – Facilita el mantenimiento predictivo y preventivo de los equipos: Sin duda, este es uno de los principales valores añadidos del IIoT. El análisis de la información recopilada por los dispositivos inteligentes seremos capaces de predecir cuándo podría fallar una determinada máquina. De esta manera, podremos anticiparnos al contexto y plantear planes de mantenimiento de preventivo que pueden proporcionarnos un gran ahorro.

 

4 – Toma de decisiones ágil y basada en datos: La base de conocimiento digital que generamos a través de los diferentes dispositivos inteligentes es precisa, dinámica, real y constante. Estos datos permiten a los responsables operativos adoptar las medidas más adecuadas en cada situación, de forma rápida y eficaz.

IIoT: Aplicaciones del internet de las cosas en la industria

Ahora que hemos definido el concepto y hemos conocido sus beneficios, vamos a ver cuáles son las aplicaciones IIoT en la industria. El internet industrial de las cosas puede aportar grandes beneficios en los diferentes procesos de la fabricación. A continuación, mencionamos algunos ejemplos.

 

 1 – Fabricación digital y conectada: Las máquinas con IIoT pueden transmitir información relevante  a todos los entes involucrados en el proceso productivo. Esto permitirá que los responsables de operaciones y los encargados de fábrica puedan administrar de forma remota y dinámica las diferentes unidades de la factoría, optimizando la automatización y agilizando los procesos.

 

 2 – Mejor planificación de la producción y gestión de instalaciones optimizada:  Los sensores IIoT son capaces de monitorizar de manera dinámica el funcionamiento de las máquinas. Así, estos dispositivos envian una alerta cuando el equipo se desvía de las variables prescritas (vibraciones, temperatura, humedad, atascos, etc…). Los productores pueden reducir el gasto energético, recortas costes, eliminar tiempo de inactividad e incrementar la eficiencia operativa.

 

 3 –  Gestión de stock y de inventario: Las aplicaciones de IIoT posibilitan el seguimiento de eventos en las cadenas de suministro. A través de esta tecnología, es posible saber en cualquier momento dónde se encuentran los pedidos, las materias primas y los materiales acabados.

 

 4Se refuerza la seguridad de las plantas industriales: Combinando el Big Data con el IIoT podemos extraer conclusiones interesantes para mejorar la seguridad general del equipo humano. Mediante la  monitorización de los indicadores clave de rendimiento de salud y seguridad (lesiones, enfermedades, accidentes…), podremos analizar las circunstancias y tomas decisiones para mejorar el día a día de los trabajadores, así como su rendimiento.

 

5 – Control de calidad y tareas de empaquetado: Los sensores de IIoT se encargan de recopilar datos agregados de productos y otras variables durante las distintas etapas de un ciclo de producción. Así, se evalúa el estado de las materias primas y la correcta ejecución de las diferentes fases del proceso industrial. Toda  la información recogida a través de los sensores puede analizarse para identificar y solventar problemas de calidad y de packaging.

 

6 – Optimización de la logística y de la cadena de suministro: El IIoT permite controlar la cadena de suministro en tiempo real a través de la monitorización de materiales, equipos y productos según avanzan por la cadena de suministro. Los datos obtenidos nos permiten alimentar a los sistemas de gestión implantados en la compañía (ERP, PLM, CRM…) etc. El IIoT nos permite, de la misma manera, conectar nuestra planta industrial con la red de proveedores. La información derivada de este seguimiento permite a los fabricantes a identificar problemas, ajustar el inventario reducir los costes logísticos.

Edimar, partner para la industria 4.0

Electrónica Edimar es una empresa de ingeniería electrónica con más de 50 años de experiencia en el ámbito industrial. Contamos con un equipo multidisciplinar conocedor de todas las tecnologías de vanguardia ligadas a la industria 4.0, y capacitado para desarrollar soluciones a medida para mejorar la eficiencia y los procesos de tu factoría. Ponte en contacto con nosotros.

 

Además, puedes consultar nuestra tienda electrónica online para adquirir todo tipo de componentes electrónicos.

Deja un comentario