Control de calidad

Control de calidad

 

Los sistemas de control de calidad se han vuelto imprescindibles en la gestión empresarial moderna. Los clientes tienen las expectativas altas y cualquier desviación puede provocar insatisfacción y quejas. Esto puede suponer pérdida de ingresos para la empresa por ejemplo, si el cliente devuelve un producto defectuoso y exige un reembolso. Además, a través de comentarios, reseñas o del boca a boca, el cliente insatisfecho podrá hacer llegar a otros potenciales clientes su mala experiencia. Estos potenciales clientes, podrían terminar comprando a la competencia, haciéndonos perder clientes, integridad e ingresos. Hoy en día, incluso las empresas más pequeñas deben asegurarse de contar con sistemas de control de calidad, por el contrario, la falta de gestión de la calidad podría costarle dinero a la empresa.

 

Control de calidad de una empresa

El control de calidad comprende todos los mecanismos, acciones y herramientas para detectar la presencia de errores. Su función principal consiste en verificar que un producto o una pieza sea útil, segura y cumpla todas sus funciones de forma correcta, así como los requisitos mínimos de calidad exigidos.

El control de calidad es una estrategia para asegurar el cuidado y mejora continua en la calidad ofrecida.

Para qué sirve el control de calidad en una empresa

El control de calidad en una empresa tiene 4 objetivos: Seguimiento de procesos y operaciones, mejora continua de procesos, priorizar las necesidades del cliente y determinar los estándares de calidad del mercado.

Seguimiento de procesos y operaciones

El control de calidad permite llevar un seguimiento de cada una de las etapas del proceso productivo. Así se pueden detectar fallos en cada una de ellas y por lo tanto, en el producto final.

En caso de detectar algún error, se pueden aplicar las soluciones o mejoras necesarias que permitan el cumplimiento de requisitos o normas de cada pieza o producto.

Mejora continua de procesos

Es imprescindible que las empresas realicen una constante verificación o actualización de sus sistemas, fórmulas y métodos de producción, para comprobar que estos siguen cumpliendo la calidad esperada.

Sin un control de calidad regular, los procesos de una empresa podrían caer en omisiones o descuidos, especialmente cuando pasa mucho tiempo entre las revisiones. Esto perjudica la funcionalidad y calidad de los productos y, consecuentemente, la satisfacción de los clientes.

Priorizar las necesidades del cliente

La calidad debe enfocarse a lo que el cliente necesita o desea. Lo realmente importante es cumplir o superar las expectativas del cliente, para lograr su satisfacción.

Habrá que escuchar los comentarios, solicitudes y críticas de los clientes para realizar las mejoras necesarias que permitan acercarse más a lo que el consumidor está esperando.

Determinar los estándares de calidad del mercado

Además de enfocarse a lo que el cliente quiere o necesita, la calidad debe cumplir los parámetros que el mercado o la industria establecen. Por ejemplo, existen determinadas licencias, permisos y certificados que productos de ciertas categorías deben cumplir. Estas normas o regulaciones no son opcionales, sino requisitos que el control de calidad debe asegurarse de que se cumplan y se mantengan vigentes a lo largo del tiempo.

 

Importancia del control de calidad en una empresa

El control de calidad es fundamental en cualquier proceso industrial ya que permite hacer un seguimiento a las acciones productivas y así eliminar errores, defectos o fallos. Además, permite evaluar la eficiencia de los sistemas y ver qué procedimientos pueden mejorarse o corregirse y también identificar las causas de las desviaciones y errores en la fabricación. Garantiza que todas las actividades y acciones que se llevan a cabo para la fabricación de un producto o una pieza satisfagan las necesidades del cliente (consumidor final) y los estándares de la empresa.

 

Algunas de las ventajas de establecer procesos de control de calidad en tu empresa son:

– Muestra el orden, la importancia y la interrelación de los distintos procesos de la empresa.

– Se realiza un seguimiento más detallado de las operaciones.

– Se detectan los problemas antes y se corrigen más fácilmente.

– Aumenta la eficiencia de la empresa.

– Empleados más motivados y satisfechos, al ser capaces de identificar los fallos a tiempo y por la consecuente reducción del número de quejas de los clientes.

– Niveles más altos de satisfacción de los clientes.

 

Tipos de control de calidad en una empresa

El control de calidad puede llevarse a cabo en diferentes partes de la empresa.

– Control de calidad de procedimientos: Es el más utilizado por la empresas. Consiste en determinar cómo debe de ser el proceso de fabricación de un producto para asegurar su buen desarrollo.

– Control de calidad del personal interno: Monitorea el desempeño de los empleados. Además, les brinda asistencia física y psicológica, para asegurar su bienestar físico y mental.

– Control de calidad de políticas internas: Busca garantizar el cumplimiento de la misión, visión y los valores establecidos de forma interna en una emrpesa. Trata de que los empleados no ejecuten acciones fuera de las normas etablecidas, lo que podría poner en riesgo a la organización.

– Control de calidad de ventas: Se asegura de que exista un plan de ventas determinado que vele por los intereses y objetivos de la empresa. Se deben hacer estudios y comparaciones con los competidores para comprobar que nuestros precios y promociones van de acuerdo con lo que el público objetivo está demandando.

 

Evolución de los controles de calidad: Del control manual a la automatización

El departamento de calidad se volvió imprescindible para la mayoría de las empresas a medida que los consumidores se fueron volviendo más exigentes.

Los primeros controles de calidad que se dieron en las empresas, en concreto en las industrias, consistían en que una persona inspeccionase todos los productos para separar los defectuosos. Ésta era la figura del supervisor, una persona que realizaba un trabajo muy repetitivo que, en muchas ocasiones, consistía en medir, pesar y comparar productos.

Hoy en día, avances tecnológicos como la visión artificial y la robótica industrial, han permitido automatizar estas tareas, pasando a ser realizdas por máquinas. Esto no sólo disminuye los tiempos empleados en esa tarea, sino que mejora la precisión y fiabilidad de los resultados.

 

Edimar te ayuda con tus procesos de control de calidad

Edimar es una empresa de ingeniería y electrónica experta en automatización y control. Queremos que aumentes la productividad de tu empresa y de tus procesos. Para ello, te ofrecemos nuestros productos y servicios para que puedas implementar en tu empresa los controles de calidad oportunos.

El sistema de detección de problemas de calidad es una aplicación que detectará problemas de calidad en piezas de forja a través de sistemas de visión artificial, análisis dimensional y medición.

Nuestra máquina de selección y verificación de ejes y piezas torneadas permite agilizar los procesos productivos de las plantas industriales, detectando los fallos de rectificado en máquinas centerless a través de un proceso de inspección de diámetros de las piezas estudiadas.

También puedes visitar nuestra tienda de electrónica online, donde podrás encontrar entre otras cosas, una gran variedad de sistemas de control industrial.

Si tienes cualquier duda o quieres una solución a tu medida, contacta con nuestro equipo de ingenieros a través de nuestro formulario de contacto o en el (+34) 985 353 451. Nuestro equipo de profesionales estará encantado de escucharte y aconsejarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *